Sucesión hereditaria transfronteriza

El 17 de agosto de 2015 entra en vigor el Reglamento Europeo de Sucesiones (UE Regl. 650/12) que, además de armonizar el reconocimiento ejecución de los procesos sucesorios en la UE, introduce una modificación sustancial que afectará de forma extraordinaria a los nacionales de un país que se encuentre residiendo en otro país de la UE.

Así se establece que, a falta de disposición testamentaria expresa, la Ley que regulará la sucesión del expatriado será la del país de residencia habitual y no su Ley Nacional como venía ocurriendo de forma general hasta ahora.

De esta forma, la herencia de un ciudadano no español que tenga en España su residencia habitual al tiempo de su fallecimiento será distribuida conforme a la Ley española que rige la sucesión, esto es, el Código Civil. Ello puede suponer, por ejemplo, que la Herencia quede sometida a las limitaciones indisponibles que el Código Civil establece para los legitimarios: la titularidad dominical sobre todos los bienes corresponderá a los descendientes (o ascendientes a falta de aquéllos) y el cónyuge sólo recibirá el usufructo de un tercio o de la mitad si concurre con

descendientes o ascendientes, respectivamente.

Consiguientemente, la necesidad de que todo expatriado actualice sus disposiciones testamentarias ha devenido urgente.

La mejor solución será la de otorgar Testamentos en el país de su nacionalidad, en el del país donde posea bienes inmuebles y, en su caso, en el de su residencia habitual. Todos estos Testamentos deben ser coherentes entre sí. De esta forma se evitará que la Sucesión del Testador se regule por una Ley que le resulta extraña y que puede suponer que el destino de sus bienes sea muy distinto al que él creía haber previsto.

El asesoramiento a expatriados es una constante en NEXOR LEGAL. Nuestros profesionales están habituados a manejar distintas jurisdicciones y regulaciones de distintas nacionalidades para coordinar la mejor solución jurídica para nuestros clientes.


Destacado